Información

Noticia Versión ampliada Imprimir noticia Enviar noticia por mail
Volver
26/02/2021Infobae
Hidrovía: la opinión del campo sobre la futura licitación
El sector del agro ve con cierto optimismo la licitación. En el rubro marítimo, en tanto, creen que podría haber amenaza de que la concesión quede en manos del Estado

 

Se realizó la primera reunión para definir el destino de la licitación por el servicio de dragado en la hidrovía Paraná-Paraguay y las entidades del agro estuvieron presentes. Desde la Federación Agraria Argentina (FAA), uno de los gremios del sector agropecuario que participó del primer plenario del Consejo Federal, aguardan que la nueva empresa que quede a cargo de las tareas de dragado y balizamiento sobre el Río Paraná, realice las mismas de forma “transparente y eficiente”, mientras que en el sector marítimo temen ante la posibilidad de que la concesión quede en manos del Estado.

A un mes del vencimiento del contrato con la empresa belga Jan de Nul por el servicio de dragado, balizamiento y mantenimiento de la hidrovía para mantener las condiciones navegables, se llevó adelante la primera reunión del Consejo Federal Hidrovía (CFH). Si bien se trató del inicio de un largo proceso de licitación que encabezará el Ministerio de Transporte que comanda Mario Meoni, una de las entidades del sector agropecuario sostiene que no importa quién se quede con la licitación siempre y cuando los trabajos de dragado y balizamiento sobre el Paraná se desarrollen de manera “transparente”.

“Sea quien sea esperamos que quien tome la administración proceda de manera eficiente y transparente. Queremos tener eficiencia en el trabajo y mantenimiento en el dragado y balizamiento; que haya un servicio que no sea tan caro, que en definitiva cada tonelada de grano o lo que sea sale más caro para el productor”, dijo Carlos Achetoni, presidente de FAA, una de las entidades que representó al agro durante el primer plenario del Consejo.

En esa primera presentación, los encargados de tener la palabra entre algunos ejecutivos de la Hidrovía, fueron Meoni; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich; y el gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti. En tanto, desde el campo participaron, aparte de la FAA, Coninagro y la Sociedad Rural de Santa Fe, en representación de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Uno de los puntos clave en los que insiste la entidad gremial del agro es que se deberían tratar una vez que asuma la nueva administración, es una reducción en el precio de los peajes que se cobran actualmente por cada tonelada que se transporta por la vía fluvial.

El año pasado, luego de que se definiera el Consejo Federal de la Hidrovía se hizo con el objetivo de definir las características de la nueva concesión, sin embargo, el tiempo apremia y en el sector marítimo cada vez hacen más ruido las versiones de que la obra se estatice.

Preocupación

Algo que preocupa tanto al sector agropecuario como a los marítimos es que se llegue al 1° de mayo y no estén garantizadas las condiciones de navegación, por lo que esto podría desencadenar en una prórroga de un tiempo adicional con la empresa que actualmente es poseedora de la obra pública. El margen de tiempo se acota cada vez más y no hay tiempo para innovar. Así, el miedo a la estatización es cada vez más latente y la opción deseable dentro del panorama es que se renueve el contrato con la firma belga.

“Con la empresa actual no ha habido ningún impedimento, lo único son las proporciones en el precio del peaje que era algo de lo que nunca se hablaba. Ahora, se habla de unificar con las tarifas internacionales porque tenemos 3,06 dólares por tonelada de registro neto cuando en el mundo está 1,6 de dólar”, afirmó Achetoni.

Hace un tiempo, la empresa Latino Consult desarrolló un estudio económico privado sobre la hidrovía y llegó a la conclusión que la tarifa de peaje por tonelada podía bajar a 2,82 dólares sin que se redujera el mantenimiento por las obras. Si bien en el sector marítimo se cree que el precio es alto, la empresa belga, afirman, ha hecho “un gran trabajo” a lo largo de los años. No obstante, lo que más les preocupa en este momento es que se garantice la navegabilidad del río después de mayo.

Dada la cercanía del vencimiento del contrato con Jan de Nul, la alternativa en primera instancia sería una prórroga por un tiempo adicional para garantizar la continuidad de los trabajos sobre el Paraná hasta que se oficialice y ejecute la licitación, ya que es un trámite que podría tomar meses hasta que las autoridades tomen una decisión definitiva.

A partir de los cambios con la nueva licitación, los marítimos esperan profundizar la vía navegable troncal a 40 pies de calado, ensanches, radas, boyas inteligentes cruces y sistema medioambiental. Además de potenciar un órgano de control autónomo con presencia de estado nacional y provincial. Por tanto sugieren que esto es mejor que continúe por la vía privada.

“Se tienen que respetar las normas vigentes y brindar un buen servicio. Primero se busca que tengan más calado y se pueda abaratar el transporte de carga porque se van sumando cosas que sinceramente terminan por recaer sobre lo mismo, con la nivelación siempre para abajo”, sostuvo Achetoni.

Volver