Información

Noticia Versión ampliada Imprimir noticia Enviar noticia por mail
Volver
18/02/2020Ambito
El S&P Merval cae 2,4% y el riesgo país sube 50 puntos a la espera de definiciones por reestructuración
El índice líder de BYMA repuntó a 39.200,25 unidades, luego de acumular durante la semana pasada una merma del 6,6%. En renta fija, los títulos en moneda local que ajustan por CER lograron los principales avances.

 

Los activos argentinos cotizaban con una clara tendencia a la baja este martes, en momentos en que el Gobierno busca renegociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un préstamo por 44.000 millones de dólares, en el marco de la reestructuración global de bonos por unos 100.000 millones de dólares.

El índice bursátil S&P Merval bajaba un 2,4%, a 38.257 unidades, en línea con un reacomodamiento general de precios de las plazas regionales tras el feriado estadounidense. Las acciones financieras lideraban la tendencia negativa.

Las bajas más pronunciadas de la jornada eran lideradas por los papeles del sector financiero: Galicia perdía un 4,5%; Banco Macro caía un 4,3%; mientras que el Grupo Supervielle cedía un 3,8%.

Bonos y riesgo país
Los precios de los bonos operaban con mayoría de bajas ante la incertidumbre de la reestructuración, que la administración del presidente Alberto Fernández dice ser "insostenible" al haberla heredado del Gobierno anterior. Se fijó oficialmente una fecha límite del 31 de marzo para llegar a un acuerdo con los acreedores.

Los títulos en dólares bajaban en promedio un 1%, con un riesgo país de la banca JP.Morgan, que subía 50 unidades a 2.064 puntos básicos. En cambio, los bonos en pesos cotizaban con disparidad, luego de mostrar alzas de hasta 5% el lunes.

Los negocios en renta fija se reanudaron tras la falta de liquidez el lunes por un feriado en Estados Unidos, que alejó a muchos inversores y operadores de sus lugares tradicionales de trabajo.

Argentina realizará una "reestructuración profunda" de su deuda y esto generará "frustración" en los acreedores, dijo la semana anterior el ministro de Economía, Martín Guzmán.

"Las expectativas no son buenas", dijo Mariano Marco del Pont, jefe de operaciones de Silver Cloud Advisors en Buenos Aires. "Hasta que Argentina presente un plan o programa real que explique cómo van a hacer crecer la economía y reducir el déficit fiscal, no pasará nada. Y el tiempo se acaba", agregó.

"Ocurre que no sólo avanza rápidamente el calendario frente al exigente cronograma (de deuda) sino que además la semana pasada dejó un tono más duro hacia los bonistas", sostuvo Gustavo Ber, economista de la consultora Estudio Ber.

Agregó que "esta postura estaría anticipando una propuesta de mayor quita que podría ser rechazada (por los acreedores), y así abrirse un escenario de 'hard (duro) default' que tendría implicancias negativas para la economía".

Volver